Lunes, 21 de noviembre de 2005
Acepta esta devoción,
por favor...

Sé que no soy digno
de acariciar tu recuerdo,
ni siquiera de pensar en ti...
pero todo lo que tengo
es este sentimiento
que ahoga
todas mis dudas y lamentos…

Por eso,
acepta este momento,
este soplo del instante
en que el mundo
aplasta mis aciertos y todos mis errores,
volviendo mis ojos hacia ti,
que claman este sentimiento,
este mágico soplo ...

Acepta esta devoción,
te lo ruego…
pues es lo único que tengo




Lince, noviembre del 2005
Publicado por joeblisouto @ 4:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios