Sábado, 02 de agosto de 2008



Quien ve esto, ve a un loco… Mis padres lloraban al verme sentado en mi escritorio sin comer ni dormir. Quería escribir la verdad. Tomé tantas fotos de mi cara que tuve un sentimiento de locura total. Era un imbécil. Mi cámara estaba dañada. ¿Quién hizo esto? El silencio me hizo volver unas horas atrás mientras tomaba fotos por mi ventana a la noche hasta que vi a un hombre parado frente a mi ventana. Le tomé una foto y este me dijo si podía tomármela a mí. Si, respondí. Subió a mi pieza y durante toda la noche me tomo una sola foto, sin parar hasta que dejó la máquina y sin decir adiós se fue por donde vino. Es decir, por la ventana de mi pieza. Quise ver por donde caía pero no pude ver mas que ruidos de aves y grillos. Enloquecía y eso me decía que estaba al borde la genialidad o, la locura. Eso lo dirán los anormales seres que leen estas cosas sin sentido. Me senté frente a mi ventana y cogí la cámara y tomé foto tras foto y cuando quise ponerla en la web tan solo vi un pedazo de mi cara. Loco, pensé. ¿Y qué? Siempre que hay algo diferente lo hace a uno mas hombre que de lo normal. Es único y morirá bajo ese fugaz recuerdo. Cogí la cámara y bajé todas las fotos en la página web… Al cabo de unas horas recibí muchos emails, diciéndome que era un chistoso, loco, o un genio… ¡Estoy cerca! Bajé de mi pieza y salté por todas las calles, regando mis textos bajo todas las casas del vecindario. Amaneció y con la luz del alborear, como drácula, corrí bajo mi refugio. Miré a mi padres que como un cigarro empezaron a esfumarse y volverse ovillos de lana, o tejidos de araña… Mis padres, pensé. Los amo y ellos me aman bajo toneladas de tierra. Los amo y siento eso que se siente cuando la tierra grita todos mis nombres bajo el tono de sus amadas voces…

 

San isidro, agosto de 2008


Publicado por joeblisouto @ 6:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios