Domingo, 03 de agosto de 2008
no te olvides, me dijo. ya, respondí y seguí con mi botella a buscar cómo hacer para escapar de mí. encontré un policía. jefe, le dije, ¿tienes una poca de ron?. sus ojos me dijeron mas de lo que debía saber. me sentí flotar por la fuerza de un elefante. de pronto sentí un dolor en las piernas y en los brazos. era el abanico de palos que iban y venían por los brazos del policía. ya jefecito, ya entiendo, le supliqué. este se detuvo y me dijo cosas que no deseaba escuchar. me tapé los oídos con mis manos ensangrentadas y escuché un intenso silbido, bello como si fuera mi vieja profesora de clase llamándome, cuando niño, a tomar una taza llena de chocolate... una extraña cara se acercó a mis ojos diciéndome: ¿estás allí?. quería decir algo pero nada. mis labios estaban pegados y sin ganas de hacerme caso como muchas veces... seguí en mi extraño sueño, o estado cuando una oscuridad mojo toda mi imaginación. vi diablos rojos, enanos verdes, infinitas caras de policías pegándole a un viejo trapo engomado de sangre... qué bella es la muerte, pensé. de pronto un aire entró a mis pulmones. abrí los ojos, pero no, tan solo uno de ellos y vi como si estuviera en una caverna llena de muchos niños, perros, ancianos, pordioseros diciéndome: ¡mira, vive!. sentí otra fuerza que cogía mi cuerpo y lo elevaba, pero no todo, pues mis brazos colgaban como muñecos pegados a mi cuerpo. me paré y empecé a caminar... miré mi botella y allí estaba, junto a cientos de ratas... grité con todas mis fuerzas y todas las ratas huyeron como ratas... ja, ja, ja, me reí. me acerqué y sentí un fuerte calambre en mis brazos ensangrentados... mi cabeza estaba pegoteada de sangre y pelo, pero pensaba y pensaba bien. cogí mi botella y seguí caminando, buscando escapar de todo cuanto imaginaba o sucedía con mi cuerpo...


san isidro, agosto de 2008

Publicado por joeblisouto @ 6:47
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios