Lunes, 06 de octubre de 2008
Hubo una vez un niño que nunca envejeció. Sus padres, hermanos, amigos, mascotas murieron… Tan solo sus sueños y recuerdos llegaron siempre a su lado. Tenía los ojos más bellos. Una piel blanca y tersa. Cabellos negros. Vestía siempre todo de blanco, como un ángel. Le llamaban por ello “ángel”. Dueño de varias empresas. Tuvo varias esposas, hijos, nietos, bisnietos… Y todos ellos dejaron de estar a su lado. Tan solo sus sueños, la empresa dedicada a la elaboración [...]
Leer más...

Publicado por joeblisouto @ 0:52
Comentarios (0)  | Enviar