Sábado, 09 de enero de 2010

fui a la biblioteca. me encontré con un chino, alto y con lentes, joven, vestía informal... pensé que era un chino cualquiera. seguí caminando cuando el chino se puso a mi lado. ¿es usted viejo?, preguntó. yo tenía 56 años y estaba flaco, sin pelo y acababan de operarme... asentí. el chino sonrió y le dijo si deseaba un libro. le dije que estaba buscando un libro de Papini. sonrió y de su pequeño maletín sacó los cuatro tomos de Papini. me los dio con una extraña mueca en su cara... parece que se percató de mi observación y dijo que hacía mucho que tenía un tic que se le manifestaba cuando estaba emocionado o haciendo lo correcto. qué bien le dije cogiendo los cuatro tomos del libro. el chino se dio media vuelta y se fue. yo salí con los cuatro tomos y cuando estaba en la puerta el guardián me preguntó si eran míos los libros. asentí. el guardián hizo una muestra de respeto y me dejó salir... mientras bajaba las escaleras de la biblioteca sentí que era observado. giré un poco la cabeza como lo hago cada mañana cuando despierto y vi que el chino y el guardián estaban conversando seriamente, mirándome, como si yo fuera algo así como un fugitivo... seguí mis pasos y tomé un auto que me llevase a mi casa... entré y le di al chofer la dirección de mi casa. este volteó y preguntó: ¿es usted viejo?. asentí, y mientras el chofer volvía la cabeza pensaba en qué regalo iba a recibir... apenas llegué le pregunté cuánto le debía. nada, respondió. gracias, le dije. por nada, respondió... bajé, entré a mi casa y subí hacia mi cuarto. me senté en el sillón de lectura y abrí uno de los cuatro tomos de Papini. miré su cara y me dije que éste estaba bastante viejo. cuál fue mi sorpresa al ver que la imagen dentro del libro sonreía, asintiendo mi pregunta... pasé la página y leí el libro de cuentos sin parar por más de cinco horas... cuando me agoté, me sentí bastante viejo, pero, bastante contento...


Publicado por joeblisouto @ 4:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios