Sábado, 20 de febrero de 2010
he visto muchas cosas en mi vida, pero cuando vi en el espejo de mi baño aquel brillo en mis ojos sentí que ese no era yo, era el otro, sí, el otro, ese que gritaba todo el tiempo por un poco de atención, por un poco de afecto y amor... desde aquel instante, cada vez que miro los ojos de cualquiera que se cruza en mi camino, siento que es el otro dentro de cada uno de ellos, gritando un poco de afecto y atención... paso por sus lados y con un sentimiento de complicidad, miro las demás cosas del universo, como si también el otro estuviera dentro de todas las cosas...
Publicado por joeblisouto @ 3:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios