Lunes, 08 de marzo de 2010
ellos estaban contentos. miré mis manos llenas de sangre. entendí que no debía decir nada. mejor me lavaba las manos y me echaba en la cama hasta el día siguiente. no tenía hambre, recordé la pelea con el muchacho. esperaba que despertara, que despertara luego de todos los golpes que le di... me pregunté el por qué era así, como una bestia que no responde mas que con golpes... nada, silencio, no tenía respuestas, así que me eché en mi cama y apenas cerré los ojos, soñé... estaba vestido de negro, y enfrente de mí estaba una manada de sujetos, todos vestidos de rojo. empezaron a insultarme y yo no hacía nada... me tiraron piedras, pero no me hacían daño... me brotaba sangre. mi cuerpo caía. mis ojos empezaron a nublarse. todo se hacía oscuro, neblinoso y el dolor salió de mi ser... traté de pararme pero no pude... estaba soñando, lleno de un sentimiento rabioso por despertar, pero no pude... por suerte desperté. me levanté y busqué a los tipos de mis sueños... estaba lleno de rabia porque no pude encontrarlos... volví a mi casa, miré mis manos y no estaban con sangre. me sentí mal, esta vez mi sueño fue mas terrible...
Publicado por joeblisouto @ 2:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios