Lunes, 08 de marzo de 2010
deseaba escribir algo... los recuerdos y la ansiedad cruzaron los límites de mi sentir... era hermoso empezar a escribir cosas sin mas sentido que el del amor... un árbol imaginario nacía de mi ser. sus hojas verdes llenaban los cielo. las aves reposaban sus cientos de brazos... me acerqué y toqué el corazón de su ser... palpitaba como ave sobre la palma de un dios... abracé al árbol y este me abrazó a mí... éramos hermanos para siempre... empezó a hablarme y me dijo cosas de ensueño. recita, decía, tal como Ala... las aves me observaban, todo era nuevo, como el primer beso de una madre a su hijo... el árbol me dijo cosas sencillas y en cada una de sus silenciosas palabras florecían sentimientos... dejé de abrazarlo y miré su majestuosidad. sonreí y éste me soltó una bella historia... "soy como soy, nací antes que todo, y viviré después de todo..." me gustó lo que dijo y que florecía como un perfume dentro de mí... era real, totalmente... me dí la vuelta y retorné a mi hogar... aunque, no lo tenía, pero sabía que tenía que encontrarlo, y éste me encontraría... así me lo dijo el árbol... 

Publicado por joeblisouto @ 3:01
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios