Martes, 09 de diciembre de 2014

tenía ganas de miccionar... busqué un baño pero no lo encontré... la noche susurraba la verdad... corrí tras un árbol y miccioné... luego, al otro lado, vi a una pareja de amantes... me puse a mirarles... estaban copulando como si fuera la puerta del infierno... luego, les vi desparramdos, como las eses de un perro, aplastados por la pasión y allí pude ver los ojos de la pasón en el brillo de los ojos de los amantes... mi sexo estaba enhiesto... quería una mujer, pero no conocía a nadie... quise masturbarme, pero sabía que no era la respuesta... miré el cielo y me puse a llorar... ¿porqué no tenía una mujer?... han pasado mas de terinta años y aún no tengo una mujer a mi lado... tan solo mi soledad... me subí el cierre y seguí mi camino que en verdad no tenía sentido...


Publicado por joeblisouto @ 22:02
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios